FANDOM


Las Memorias de Faraón es el penúltimo arco argumental perteneciente tanto al manga como al anime de Yu-Gi-Oh!. Yami Bakura y Yami Yugi se enfrentan en un último Juego de las Sombras conocido como el RPG Sombrío. Cada uno de los espíritus tiene su propio motivo para jugar: el de Yami Bakura es resucitar al antiguo monstruo Zorc Necrophades y destruir el mundo, mientras que el de Yami Yugi es aprender su propio nombre y derrotar a Zorc de una vez por todas.

Aunque las circunstancias del juego son bastante vagas en el anime (que suele aparecer como si el juego, literalmente, se llevase a cabo en el pasado), estas se explican en su totalidad en el manga.

Las Memorias del Faraón (anime)Editar

Las Memorias del Faraón o Historia 8: Las Memorias del Faraón (Story(ストーリー)(ファラオ)記憶(きおく) Sutōrī Hachi: Farao no Kioku) es el penúltimo arco argumental del anime de Yu-Gi-Oh!. En el doblaje inglés, los arcos argumentales de Las Memorias del Faraón y La Batalla Ceremonial se denominan colectivamente como El Amanecer del Duelo.

Ahora que Yugi está en casa después de la batalla contra Dartz y el Gran Campeonato, una misión más está por emprender, conociendo el verdadero pasado de Yami Yugi, el espíritu del Rompecabezas. Yami Bakura y Yami Yugi se enfrentaron, pero Bakura le dijo a Yami que jugara un último Juego de las Sombras en Egipto.

Yugioh200

Yami Bakura se enfrenta a Seto Kaiba.

Bakura se enfrentó a Seto Kaiba para obtener el poder del "Dragón Blanco de Ojos Azules" de Kaiba. Después del Duelo, Bakura le dijo a Kaiba que algo interesante estaba sucediendo, y Kaiba debía ir a Egipto para jugar el mejor juego. También le dio a Kaiba el Ojo del Milenio, que había tomado previamente de Maximillion Pegasus después del Reino de los Duelistas. Kaiba, aunque no mostró signos de interés por ello, estuvo de acuerdo y se fue a Egipto. La pandilla viajó a Egipto, donde se reunieron con Marik Ishtar, Ishizu Ishtar y Odion Ishtar. Ishizu explicó que la losa de piedra en el museo había sido trasladada a Egipto, en lo profundo de las cámaras de los Guardianes de Tumbas. Los Ishtar los conducieron a la Roca Milenaria. Antes de que Yami Yugi presentara las cartas de Dios Egipcio, Téa Gardner le dio un cartucho que ella acababa de comprar, para que pudiera escribir su nombre cuando lo encontrase. Yami Yugi mostró las tres cartas de Dios Egipcio a la tabla de recuerdos perdidos. Esta vez, se abrió un portal, y Yami Yugi y Yami Bakura de repente entraron en la tabla.

Los amigos de Yami se dieron cuenta de que el Mundo de la Memoria podía ser bastante peligroso, y que Yami Yugi tenía una tarea muy difícil de hacer. Por lo tanto, querían entrar al Mundo de la Memoria, pero no podían pasar por el portal de la losa. Así, Shadi apareció y los ayudó a encontrar la puerta "real" al Mundo de la Memoria, en lo profundo de los laberintos de la mente de Yami Yugi en el Rompecabezas del Milenio. El escenario estaba preparado para el juego definitivo.

Cuando Yami entró en el Mundo de la Memoria, se sorprendió al descubrir que estaba en el cuerpo de su yo pasado. A su alrededor estaban los seis sacerdotes: Seto, Aknadin, Mahad, Isis, Shada y Karim, cada uno con su propio Artículo Milenario. Además, junto a él está su visir, Shimon Muran.

Yugioh202

Bakura, el Rey de los Ladrones, aparece en escena.

De vuelta en el Mundo de la Memoria, Yami tuvo poco tiempo para reaccionar a su entorno, porque en ese momento, apareció Bakura el Rey de los Ladrones, poseído por Yami Bakura. Invocó a su espíritu Ka "Núcleo Diabound" y atacó a los sacerdotes. Bakura reveló su plan para tomar los siete Artículos Milenarios y obtener el Poder de las Sombras de Zorc Necrophades poniéndolos todos en la losa de piedra en una cripta subterránea en la aldea de Kul Elna. El faraón Invocó a "Obelisco el Atormentador" para atacar a "Diabound", algo por lo que los otros sacerdotes se sorprendieron. El poder de Obelisk y Diabound era igual, ya que Diabound tenía el poder del "Dragón Blanco de Ojos Azules" del Duelo de Yami Bakura contra Kaiba. Bakura se retiró, dejando a los sacerdotes para discutir lo sucedido. Más tarde, Seto le contó a Aknadin sobre su plan para usar el Ka de los aldeanos para crear un Ka más fuerte que Diabound, al que Aknadin se opuso.

Al día siguiente, el sacerdote Mahad planeó atraer a Bakura a una trampa. Llevó a Bakura a una tumba que hizo para parecerse a la tumba de Aknamkanon. Él luchó contra Bakura, pero al final fue derrotado. Sacrificó su vida para fusionar su Ka y Ba para convertirse en el "Mago Oscuro". Mientras Bakura obtenía la Sortija del Milenio de Mahad, Mahad lo atacó y destruyó la tumba, pero Bakura logró sobrevivir.

En este punto, Yugi y los demás habían encontrado la puerta al Mundo de la Memoria. Yugi, Joey, Téa y Tristan tuvieron que ir solos, porque Shadi no podía entrar.

Seto y Shada fueron a través las calles y los ciudadanos. Seto le dijo a Shada que usase su Llave del Milenio para probar los corazones de las personas y tratar de encontrar personas que albergasen monstruos fuertes. Cuando Seto le contó a Aknadin su plan, Aknadin le rogó a Seto que lo reconsiderase, pero Seto no escuchó. Poco tiempo después, Bakura, con la Sortija del Milenio, atacó a Aknadin con Diabound. Decidiendo no matar a Aknadin, usó el poder de la Sortija para transferir su maldad a Aknadin.

Al encontrar a Bakura, el Faraón lo siguió en busca de "Slifer el Dragón del Cielo". Finalmente, Diabound destruyó a Slifer, poniendo a Yugi al borde de la muerte. Sin embargo, Yugi y sus amigos llegaron y le dieron a Yami suficiente energía para Invocar a "El Dragón Alado de Ra", que destruyó a Diabound. Sin embargo, el tiempo se invirtió misteriosamente, lo que hizo que Yugi y sus amigos no llegasen, evitando que el Faraón Invocase a Ra, causando su derrota y desaparición, mientras que Bakura ganaba el Collar del Milenio.

Yugioh205

El "Dragón Blanco de Ojos Azules" sobre la aldea de Kul Elna.

Mientras buscaban criminales con Ka fuerte, Seto y Shada detuvieron a una multitud enojada asaltando a una mujer inocente. Shada siente a su poderosa Ka (el "Dragón Blanco de Ojos Azules") y Seto la llevó de vuelta con ellos al palacio. Más tarde se mostró en un flashback que Seto y Kisara, la niña que rescató, se habían conocido antes cuando eran niños. Mientras tanto, Aknadin estaba descansando y tuvo un recuerdo de lo que sucedió hace quince años: Aknadin creó los Artículos del Milenio a costa de sacrificar la aldea de Kul Elna. También se reveló que Aknadin era el hermano menor de Aknamkanon, el faraón anterior, lo que revelaba que el Faraón y Seto eran primos. Ahora, corrompido por Zorc, el deseo más fuerte de Aknadin es ver a Seto ascender al trono como el nuevo faraón de Egipto. Cuando se enteró del Ka de Kisara, estuvo ansioso por que Seto lo extrajera de ella (y lo usase para usurparle el trono al Faraón), pero Seto, por sus fuertes sentimientos por la niña, se negó. Aknadin luego les dijo a los dos criminales que estaban luchando que luchasen con Seto y Kisara, pero el Dragón Blanco de Kisara mató a los dos criminales.

Más tarde, Yugi y sus amigos se encontraron con Bobasa, quien prometió ayudarlos. Los sumos sacerdotes y el grupo de Yugi intentaron buscar al Faraón. Mientras tanto, Yami se encontraba en una cueva, conociendo a Hassan, quien se fue. Finalmente, Atem se reunió con sus amigos, pero él, Mana, su amigo de la infancia y los Sumos Sacerdotes se fueron a Kul Elna para derrotar a Bakura de una vez por todas.

Yugioh211

Aknadin se convierte en el Sacerdote Oscuro.

Bakura, sorprendido de ver vivo al Faraón, luchó con Diabound, quien se encontraba fortalecido por los fantasmas de los aldeanos fallecidos de Kul Elna, pero Atem Invocó a Mahad, el mago oscuro. Mientras tanto, Shada intentó destruir la tabla de Diabound, pero Aknadin lo dejó inconsciente. Finalmente, el poder combinado de los Sacerdotes destruyó a Diabound. Aknadin también llegó con la Llave del Milenio, y de alguna manera, todos se congelaron. La voz de Yami Bakura también apareció, y redujo al Rey Ladrón a arena. Se reveló que Yami Yugi y Yami Bakura estaban jugando el RPG Sombrío. Los Elementos Maestros de Yami Bakura y sus Fichas de Reloj de Arena, fueron los responsables de revertir el tiempo anterior y congelarlo actualmente. Aknadin tomó todos los Artículos Milenarios de los Sumos Sacerdotes y los inserta en la Roca Milenaria, haciendo que Zorc Necrophades fuera Invocado parcialmente. Aknadin luego se reveló como el padre del sacerdote Seto, y su deseo era hacer que Seto fuera faraón. Zorc luego transformó a Aknadin en el Gran Mago de las Sombras. El Gran Mago de las Sombras lanzó un ataque contra el Faraón, pero Yami Yugi usa su Elemento Maestro, Hassan, para desviar el ataque al Elemento Maestro de Bakura, la Ficha de Reloj de Arena, lo que hizo que el tiempo se moviera nuevamente. Aknadin luego tomó a Seto y lo teletransportó al palacio.

Usando el poder del RPG Sombrío, Yami Bakura revivió al Rey Ladrón y Diabound, que repartió a todos los Sacerdotes y Atem por toda la aldea, quienes fueron atacados por abejas y monstruos. Karim se sacrificó para destruir un monstruo, y todos los sacerdotes y el faraón se reunieron. En el centro de Kul Elna, Bakura y Diabound se sacrificaron para Invocar a Zorc Necrophades. Zorc lanzó un ataque contra el Faraón, pero Hassan recibió el golpe en su lugar, lo que resultó en la muerte de Hassan. Atem regresó al palacio para encontrar a Seto mientras todos los sacerdotes esperaban allí y se preparaban para el ataque de Zorc.

Mientras tanto, Bobasa llevaba a Yugi y sus amigos al Valle de los Reyes. Yugi, conociendo todas las trampas, consiguió ponerlos a salvo. Estando a una habitación del nombre del faraón, lo que los hará derrotar a Zorc, apareció un fragmento de Yami Bakura y desafió a Yugi a un Duelo.

Yugioh214

Yami Yugi se enfrenta al Sacerdote Seto, poseído por Aknadin .

En el palacio, Aknadin intentaba extraer el Ka de Kisara, el Dragón Blanco, pero Seto se negó. El Gran Mago de las Sombras luego mató a Kisara, tomando con éxito su Ka. Seto, enfurecido, asesinó a Aknadin, pero su alma poseyó a Seto. El Sacerdote Seto, poseído por Aknadin, desafió a Atem a una batalla. Durante la batalla, Aknadin usó al Dragón Blanco, casi derrotando a Atem, hasta que el Dragón Blanco se destruyó a sí mismo y a Aknadin, liberando al Sacerdote Seto de su posesión. Atem y Kaiba luego regresaron al lugar donde Zorc atacaría pronto.

Mientras tanto, durante el Duelo de Yugi y Yami Bakura, Bakura usó una estrategia que redujo el Deck de Yugi a una carta, pero esa carta resultó ser "Gandora el Dragón de la Destrucción", asegurando la victoria de Yugi. Luego llegaron a la habitación con el nombre del faraón, pero el nombre está en jeroglíficos, que no pudieron leer, por lo que memorizan los símbolos.

En el palacio, el ejército demostró ser inútil contra Zorc, quien procedió a destruir la ciudad. El faraón Invocó a los monstruos Dios Egipcio, que parecieron haber destruido a Zorc, pero Zorc sobrevivió al asalto y destruyó a los Dioses. Zorc lanzó un ataque contra el Faraón, pero Shada recibió el golpe, lo cual resultó en su muerte. Isis, en un intento por frenar a Zorc, se sacrificó también. Shimon Muran Invocó a Exodia, el Prohibido, que fue destruido por Zorc, lo cual resulta en la muerte de Shimon también.

TheCreatorGodofLight,Horakhty-JP-Anime-DM-NC

Horakhty ante Yugi y sus amigos.

Más tarde llegaron Yugi y sus amigos, quienes Invocaron Monstruos de Duelo contra Zorc, pero eran demasiado débiles para destruirlo. Cuando Zorc intentó matar al faraón y a sus amigos actuales, Shadi, desde el presente, poseyó al difunto Hassan, quien en su lugar recibió el golpe, destruyendo a Hassan y Shadi. En ese momento, Téa tuvo una idea: le dijo al grupo que visualizara los jeroglíficos que vieron en el cartucho, luego Atem leyó el nombre una vez que apareció. Mientras intentaban visualizarlo, Zorc intentó atacarlos, pero Kaiba usó el "Anillo de Defensa" para protegerlos. El faraón entonces vio su nombre en el cartucho y lo gritó: Atem. Con esto, pudo Invocar al Horakhty, el Creador de la Luz, que destruyó a Zorc con un ataque de luz. Con esto, Yami Bakura fue destruido, Yami Yugi ganó el RPG Sombrío y Atem recuperó todos sus recuerdos. Sin embargo, el Creador les dijo a Atem y sus amigos que tenían una tarea más que hacer.

Las Memorias del Rey (manga)Editar

Las Memorias del Rey o Sección 8: arco de las Memorias del Rey ((だい)(しょう) (おう)()(おく)(へん) Daihasshō Ō no Kioku-hen) es un arco argumental perteneciente al manga de Yu-Gi-Oh!. Yami Yugi reproduce su vida como el Faraón Atem a través del RPG Sombrío. Sus amigos del mundo moderno participan en el juego de rol como personajes no jugadores.

Mientras Yugi y sus amigos hablaban sobre ir al museo para recuperar los recuerdos de Yami Yugi, Téa expresó su preocupación de que al recuperar sus viejos recuerdos, Yami Yugi podría perder sus recuerdos de su tiempo con ellos. Sin embargo, Yami Yugi le aseguró que no los olvidaría tan fácilmente. Después de la escuela fueron al museo y se encontraron con Bobasa, que estaba guardando la Llave y Balanza del Milenio y le dijeron a Yami Yugi que debía ir al Mundo de la Memoria. Dentro del museo, Téa compró un colgante de cartucho para Yami Yugi en el que podía escribir su nombre real cuando lo recordara. Al sostener las tres cartas de Dios Egipcio en la Tabla de los Recuerdos Perdidos, el alma de Yami Yugi fue absorbida por la tabla, sin dejar rastro de sí mismo en el cuerpo de Yugi.

El alma de Yami Yugi fue llevada a una mesa en el museo, donde jugó el RPG Sombrío con Yami Bakura. El escenario del juego de rol fue el Mundo de la Memoria del faraón. El juego fue una recreación del pasado del Faraón hecho con los recuerdos del Faraón y Zorc Necrophades. Los eventos en el juego fueron en gran medida los mismos que en el pasado, aunque fue posible hacer cambios. Los personajes de Yami Yugi consistían en su yo egipcio antiguo y sus compañeros de cuando era faraón. Yugi, Joey, Téa, Tristán y Bobasa entraron al RPG como personajes no jugadores para ayudar a Yami Yugi, mientras que un fragmento del alma de Yami Bakura entró para ayudar a Yami Bakura y Zorc.

La conciencia de Yami Yugi existía en parte dentro del Mundo de la Memoria, donde revivió los últimos momentos de su vida como Faraón, inicialmente inseguro de lo que estaba sucediendo. Por error llamó a Shimon Muran "abuelo" y le pidió que explicara lo que estaba sucediendo. Pensando que el Faraón debía estar confuso, Shimon le informó sobre algunas cosas de su memoria perdida. El faraón fue testigo de una batalla Ka y notó similitudes entre ello y los Monstruos de Duelo, así como el sacerdote Seto y Seto Kaiba.

El Faraón revivió sus batallas con Bakura el Rey de los Ladrones. Sin embargo, antes de que Diabound supuestamente lo golpeara y le robara el Collar del Milenio, Yugi, Joey, Téa y Tristán llegaron para ayudarlo. Yugi reponía su calibre de Ba, permitiéndole invocar a "El Dragón Alado de Ra" y derrotar a Diabound. Yugi luego le explicó al Faraón que éste era el mundo de sus recuerdos y que estaban buscando su verdadero nombre. Yami Bakura, jugando el juego de rol, no estaba contento con los eventos cambiados y usó uno de sus relojes de arena para usar el poder de Zorc y rebobinar el tiempo. Esta vez, el personaje de Yami Bakura distrajo a Yugi y sus amigos, por lo que no pudieron salvar al Faraón. Antes de ser encontrado por Spiria, el Ka de Isis, el Faraón se encontró brevemente con Hassan, quien se identificó como el que mira los recuerdos y le advirtió que se avecinaba una gran batalla.

Mientras el Faraón y los Sacerdotes luchaban contra Bakura y Diabound en la cámara de Kul Elna, Yami Yugi en la mesa de juego de rol, usó sus cartas para controlar sus acciones. Yami Bakura usó otro reloj de arena para congelar el tiempo, permitiendo a Akhenaden recolectar los Artículos Milenarios restantes de los Sacerdotes y colocarlos en la Roca, Invocando a Zorc Necrophades. Con los personajes de Yami Yugi congelados y Zorc a toda potencia, Yami Bakura solo necesitaba atacar para ganar. Sin embargo, pensando que los juegos unilaterales no eran divertidos, le dijo a Yami Yugi que su clave para ganar podría estar en sus amigos. Yami Yugi señaló que tenía a Seto en su equipo y si Yami Bakura interpretaba los roles de sus personajes por sus personalidades, debería hacer que Akhenaden dejara de atacar a Zorc ya que Seto es su hijo. Yami Bakura preguntó si Yami Yugi le daría la carta de Seto a cambio de no atacar, pero Yami Yugi se negó. Yami Bakura hizo que Zorc ignorara las emociones de Akhenadin y atacó. Sin embargo, Hassan apareció y protegió al equipo de Yami Yugi del ataque. Zorc puso tanto poder en el ataque que la capacidad de Bakura para detener el tiempo terminó. Luego fueron transportados por encima del suelo a la batalla. Durante la pelea, Zorc mató a Shada y Shimon. Yugi y sus amigos llegaron y se les dijo que imaginaran el nombre del faraón en el cartucho, para que Yami Yugi pudiera leerlo, ya que su nombre era la clave para derrotar a Zorc. Leyó el nombre, que era Atem, e Invocó a los tres Dioses para Invocar al Dios Creador de la Luz, Horakhty, y derrotó a Zorc. Sin embargo, notaron que Seto había desaparecido, volvieron al palacio, solo para encontrar a Kisara muerta, y Akhenaden que poseía a Seto. Lucharon, con Akhenaden/Seto usando al Dragón Blanco, y Atem usando al Mago Oscuro (Mahad), con Akhenaden siendo el vencedor. Sin embargo, el Ka de Kisara entró en la mente de Seto, y mató a Akhenaden. Más tarde, Atem le dio el trono a Seto y volvió al mundo real, donde tenía una batalla más que hacer.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.